Ahorrar en viajes: la comida

¿Cómo viajar mucho gastando poco? Esa es la pregunta que muchos se hacen y que tal vez los que tienen más kilómetros en sus pasaportes lo tienen muy claro, sin embargo para mucho otros viajar y ahorrar dinero al mismo tiempo se hace algo un poco difícil, sin embargo no es un tema por el cual desesperar y a partir de ahora presentaremos diferentes formas de gastar menos en comida, viajes, alojamiento o simple diversión.

Es imposible ayunar cuando se viaja y es por eso que tendremos que pensar en cómo nos alimentaremos gastando poco o, dependiendo del destino, dónde es mejor sitio para comer.

En países como India o Brasil puede resultar fácil encontrar comida barata. En el país asiático, por ejemplo podríamos alimentarnos por menos de un euro siempre que estemos dispuestos a tragarnos lo que nos ofrecen en la calle, aunque entrar en un restaurante económico no debería costar más de 3 euros por persona. Si vas a Brasil la mejor opción es entrar en un sitio donde comen los trabajadores y pedir un plato combinado donde siempre tendrás arroz y habas (fejao, para los brasileños) y te puedes dar un buen bnquete por menos de 4 euros.

Pero hay muchísimas formas de ahorrar independientemente de dónde te encuentres. Cuando vamos a algunas ciudades más caras de Europa como Brujas, Amsterdam

Nuestro desayuno en Amsterdam con productos de supermercado
Nuestro desayuno en Amsterdam con productos de supermercado

tenemos que aprovecharnos de otras técnicas como las cinco siguientes:

  • Atacar los supermercados en búsqueda de comida barata como fiambres, panes, yogur y alguna fruta para luego hacer un improvisado picnic.
  • Buscar hostales que ofrezcan el desayuno. A veces te cobran sólo unos euros más por esto y te resulta mnás barato que comer fuera.
  • Ir a las zonas de oficinas; allí hay menos turistas y más trabajadores por lo que la oferta de platos es mucho mejor.
  • Compra fruta y llévala en la mochila en tus paseos, a veces son bienvenidas incluso cuando volvemos al hostal.
  • LLeva comida en la maleta. Las compañías aéreas lo permiten, excepto líquidos o similares como paté o yogures así que es una buena alternativa.

Viajar mucho requiere algunos pequeños esfuerzos y la comida es uno de ellos aunque siempre habrá que hacerlo sin pasarlo mal ni sufrir hambre. Y tú ¿gastas mucho en comida cuando viajas?

Mira más sobre Viajes

Candados en la ciudad de París

¿Por qué las ciudades se parecen cada vez más?

Bicileta en el atardecer

7 cosas que aprendí al viajar en bicicleta

Vistas del Coliseo Romano en el atardeer.

¿Podremos viajar en 2021?

Vista de la arquitectura de Barcelona

Consejos para un viaje corto a Barcelona

4 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *