Cocina de Albania, en primer plano dos platos de arcilla con comida y al fondo una botella de la bebida Raki.

Taller de cocina en Albania, un plan alternativo en tu viaje

La comida típica de un país es, por lo general, la más pobre, la más sencilla, esa que representa su más pura humildad y nos cuenta una historia. Viajar a Albania y quedarse con sus paisajes e historia no era suficiente para mi. Quería conocer algo más. Quería conocer este sitio a través de sus platos.

Hay muchas formas de conocer la comida de un país.

Puedes hacer tours gastronómicos organizados por agencias. Puedes bucear en los mercadillos y comer lo que se te aparezca.

O puedes ir más allá y aprender a cocinar.

Si estás buscando planes alternativos para hacer en Albania te aconsejo que pienses en hacer un taller de cocina en Tirana. Yo me lo pasé genial y es de lo que te quiero hablar hoy.

Un taller de cocina, una de mis mejores experiencias

Yo quería meterme en la casa de un local, meter mano en sus cosas de cocina y cenar lo que yo mismo había cocinado.

Lo conseguí.

Después de mucho buscar he encontrado un taller de cocina albanesa que me daba la posibilidad de aprender recetas haciéndolas y después sentarme a cenar. Es uno de los planes alternativos para hacer en Albania que más me gustaron.

Mesa donde se ve el café, el Raki, byrek, bruscheta, galleta y todo lo demás que fue cocinado.

Como fui en temporada baja he sido el único y fueron tan majos que adaptaron el horario a mi.

Mi anfitriona, Sindi (de quien te hablo más abajo) me recibió con una sonrisa e inmediatamente nos pusimos manos a la obra.

Eso sí, antes de comenzar me habló de la buena y merecida fama de los vinos de Albania. Esto llevó a descorchar una botella y beber un poco mientras amasamos.

Lo que cociné

Entre los platos que tuve la suerte de cocinar se encuentran:

Byrek: Es una especie de empanada de espinacas muy, muy típica de Albania. Tal vez el plato más clásico. Está riquísimo y se puede encontrar en la calle también.

Sheqerpare: Me ha encantado la simpleza de hornear esta galleta con una almendra en el centro y después remojada en almíbar.

Galletas con almendra siendo remojadas en almíbar.

Bruschetta albanesa: Es casi igual que la clásica bruschetta pero con algunas variaciones y siempre, siempre con tomate.

Plato con nueve bruschettas.

Tavë Kosi: Es un plato típico que lleva cordero, pero e n mi caso fue totalmente vegano. Un lujo.

Lo que bebí

Vino: Por su clima y su geografía que va del mar Adriático a las montañas, Albania se ha caracterizado por tener muy buen vino. Aun cuando no se conoce mucho de él fuera de los Balcanes ha ido cobrando cada vez más fama y promete convertirse en un referente.

Yo me bebí un par de copas de lo más interesantes. Si vas a viajar a Albania te recomiendo que pruebes.

Raki: Como tantos otros países, Albania tiene su propia aguardiente. Esto es algo normal en muchos países porque no era difícil producirlas y muy fácil de conservar.

Siendo honestos, el Raki fue traído de Turquía y adaptado levemente.

Botella de Raki junto a dos copas pequeñas.

El Raki es una bebida fuerte… muy fuerte y se bebe en vasitos pequeñitos y se sirve desde una especie de tetera. No se bebe de golpe y ese 40% de alcohol se siente. Te recomiendo la experiencia.

La versión veggie

Como sabrás en este blog siempre te hablo sobre viajes vegetarianos y veganos.

La cocina de Albania no se caracteriza por esto. Sus platos están llenos de cordero, pescado y queso.

Pero tuve la suerte de que al ser el único que participó ese día en el taller de cocina, hicieron una adaptación. 

Si eres vegana o vegetariana no dudes en preguntar.

Mis anfitriones, los mejores

He conocido a los hermanos Sindi y Andi después de navegar mucho por internet y me he llevado una de las sorpresas más bonitas de mi viaje a Albania.

Estos dos hermanos se dedican al turismo. Él, Andi, es guía turístico y ella, Sindi, te enseña a cocinar en su propia casa.

La cocinera Sidi mirando a la cámara mientras amasa. Lleva un mandil blanco sobre ropa negra y sonríe.

Desde el inicio los dos han sido gentiles, atentos y siempre dispuestos a ayudar en todo.

Aunque parezca que este es un post comercial te aseguro que no lo es. Yo mismo he pagado por sus servicios y volvería a hacerlo porque son simplemente geniales.

Si quieres saber más sobre ellos y vas a viajar a Albania, no dejes de consultarlos en su web Go As Local.

Conocer Albania por su comida

Piensa por un segundo en las comidas de abuela de tu país. Si te fijas por lo general son, además de sencillas

A mi me gusta mucho, muchísimo cocinar. Es una actividad

Otras experiencias culinarias

Si sigues buscando planes alternativos y diferentes para hacer en Albania y quieres algo más que la clase de cocina quédate y sigue leyendo.

Comida callejera

Atrás de la Ópera de Tirana te encuentras con algunos cafés y restaurantes donde van los trabajadores y los estudiantes.

Hay un par de ellos donde puedes comer de pie o en unas mesitas improvisadas.

Por menos de 2 euros vas a comer los byrek más sabrosos de toda la ciudad.

Café, muy fuerte café

La influencia turca se siente en una taza de café. Incluso los cafés se parecen mucho a los que verás en Turquía.

Tres hombres fumando y tomando un café en una cafetería de Tirana.

Para los albaneses un café es un evento social. Muchos de ellos pueden pasar horas junto a una tacita diminuta mientras fuman y beben.

Te recomiendo visitar varios cafés. Exagero si digo que hay uno en cada esquina de Tirana, pero no me quedo lejos.

Planes alternativos como el taller de cocina en Albania hay muchos, aunque hoy te lo quise recomendar porque es una de las mejores cosas que hice en mi viaje.

Mira más sobre Albania

Esultura del héroe nacional, Skandeberg, junto a la bandera de Albania.

Viaje a Albania:10 cosas que sorprenden

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *