Escultura de Bobby Greyfriars

Bobby, el perrito más querido de Edimburgo al que tienes que visitar

Edimburgo es una ciudad llena de historias. Existe una que ocupa un lugar muy especial en el corazón de sus habitantes. Refleja la lealtad y amistad más pura e incondicional. Se trata de la historia de Bobby de Greyfriars, un perro que inspiró libros y películas de Disney. 

Acompáñame a descubrir por qué es tan querido y hasta tiene su propia escultura en Edimburgo.

¿Quién fue Bobby?

Bobby fue un perro de la raza Skye Terrier que vivió en Edimburgo a finales del siglo XIX. Pertenecía a un campesino llamado John Gray. John también trabajaba como vigilante nocturno de la ciudad. Esto incluía el cementerio de Greyfriars. 

El perro y su amo eran amigos inseparables y patrullaron juntos las calles durante 2 años.

¿Cual es la historia de Bobby Greyfriars?

John Grey, el dueño de Bobby, falleció en 1854 y fue enterrado en el cementerio de Greyfriars.

Bobby permaneció junto a la tumba de su humano y solo se apartaba para comer. Realizaba el mismo recorrido que hacían juntos a diario

Los dueños del bar donde y pasaban todas las tardes, continuaron recibiendo la visita del perrito. 

Nadie logró separar a Bobby de la tumba de su amo. Por eso los habitantes de la ciudad lo cuidaban y alimentaban. Construyeron un refugio cerca de la tumba de  John Grey.

Bobby estuvo muy cerca de la muerte en el año 1864. A esta altura ya era famoso por su historia y muy querido por los habitantes de la ciudad.

En este año se creó una ley que ordenaba registrar a todos los perros. Su fin era disminuir la gran cantidad de perros vagabundos que habitaban la ciudad. Bobby era un perro vagabundo y no tenía un dueño que lo registre. 

El alcalde de Edimburgo, Sir William Chambers, conociendo la historia, se apiadó de él. Compró la licencia de Bobby y le regaló un collar. En la placa que dice “Greyfriars Bobby from the Lord Provost – 1867 – Licensed”. Así Bobby pudo evitar ser sacrificado y continuó firme junto a la tumba de John Grey, su gran amigo. 

En el año 1862, Bobby murió y sus restos descansan cerca de la puerta de la capilla Greyfriars Kirkyard. Lugar rodeado por el cementerio de Greyfriars, cerca de la tumba de su amo, John Grey.

El recuerdo de Bobby

Hay muchas zonas de Edimburgo donde puedes ver recuerdos sobre el perro más querido de la ciudad.

También puedes hacer un Free Tour por Edimburgo para conocer más la historia de este perrito.

Lápida de Greyfriars Bobby

Bobby se ganó un lugar en el corazón de los habitantes de Edimburgo. Ellos colocaron en su tumba una lápida de granito rojo. 

En esta dice:  “Greyfriars Bobby – Que su lealtad y devoción sean una lección para todos nosotros”. Muchos visitantes dejan aquí  palos, juguetes y hasta flores como regalo para el perrito fiel.

Cementerio de Greyfriars 

Para muchas personas, el cementerio se asocia principalmente con Greyfriars Bobby, el perro fiel que vigilaba la tumba de su amo. Pero también está lleno de historias asombrosas, de leyendas e inspiración de famosas obras literarias. 

¿Cómo visitar el Cementerio Greyfriars?

El Cementerio Greyfriars, se ubica en 26A Candlemaker Row. Está abierto todos los días 24 hs. La entrada es gratis! Te recomiendo hacer un tour guiado para recorrerlo y conocer todas las historias que seguro te atraparán!

Escultura de Bobby de Greyfriars

Un año después de su muerte , en 1863, colocaron una escultura creada por William Brodie. Fue encargada por la Baronesa Burdett-Coutts en su memoria. 

Es una escultura de bronce con una fuente de granito pulido. Inicialmente era una fuente doble, con un bebedero para personas y más abajo, un bebedero para perros. 

Bobby con un cartel en inglés que dice "No toques mi nariz"

Lamentablemente años después los bebederos se clausuraron. Aun así el monumento sigue en el mismo sitio frente al Greyfriars Bobby ‘s Bar

La escultura de Bobby de Greyfriars es la más fotografiada de la ciudad de Edimburgo. Se pide a los visitantes que no toquen el hocico, para evitar el desgaste en la zona. 

Es falsa la creencia de tocar su hocico para tener suerte. Así que, por favor ¡No le toques el hocico a Bobby!

¿Dónde se encuentra la escultura de Bobby de Greyfriars?

La escultura de Bobby de Greyfriars está ubicada en Greyfriars frente al Museo Nacional de Escocia y a muy poquitos pasos del puente de Jorge IV.

Museo de Edimburgo

Su collar, con la placa de bronce realizada por el alcalde que salvó su vida, en la actualidad se exhibe en el Museo Nacional de Escocia. Junto con el collar, se encuentra el plato donde los habitantes de la ciudad lo alimentaban.

Mención honorífica

 A Bobby también se le concedió el premio honorífico Freedom of the City. Reconoce el respeto y alta estima que los habitantes de Edimburgo le tienen.

Su historia en el cine

Algunas de las películas en donde podrás ver reflejada su historia son: 

  • Greyfriars Bobby, de 1961, dirigida por Don Chaffey 
  • Bobby, el guardián del cementerio de 2005, dirigida por John Henderson.

Bobby, el perrito más querido de Edimburgo al que tienes que visitar si vienes a la ciudad porque es una de las mejores y más tiernas actividades que puedes hacer.

Saca todas las fotos de su famosa escultura, pero por favor evita tocar su hocico, (no da suerte) y así la preservamos mejor.

Recorre el hermoso cementerio que parece un jardín y solo disfruta el paseo. Su historia es una de las más conmovedoras, Bobby Greyfriars, el perrito fiel de Edimburgo.

Mira más sobre Edimburgo

Vistas de Edimburgo desde arriba

Las 11 mejores vistas de Edimburgo desde arriba

Vista de la Old Town de Edimburgo.

10 consejos para viajar a Edimburgo

Vistas del valle de Glencoe en las Highlands de Escocia.

NO hagas este tour desde Edimburgo

Edimburgo, la catedral al atardecer

Anges y la oscura historia de Escocia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *