Calendario de Adviento Viajero: El cascanueces

Si nos pidieran que hiciéramos una lista con los personajes típicos de las navidades es más que probable que a él no lo pongamos entre los primeros, pero El Cascanueces no estará ausente, aun cuando no sepamos muy bien de dónde viene.

Alto, brillante y muy colorido, este soldadito de madera se convirtió en uno de los personajes más populares de la Navidad, sobre todo en Europa y Rusia. Y hoy la puerta de nuestro Calendario de Adviento Viajero nos llevará a sus orígenes.

Su simple presencia nos anuncia que las fiestas están cerca y que es momento de ir preparándose para los regalos.

Primer plano de la cara de El Cascanueces.

Pero ¿te preguntaste o sabes de dónde viene este característico personaje?

Estoy casi seguro que como yo, conoces el ballet ruso y sus trajes llenos de brillo y color. Pero en nuestro Calendario de Adviento Viajero no nos remontaremos a Rusia, sino a Alemania, más precisamente nos iremos hasta Berlín para conocer los orígenes de nuestro querido soldadito.

La historia de El Cascanueces

El 24 de diciembre la familia Stahlbaum, los niños, vecinos y la pequeña Clara celebraban la víspera de Navidad.

Mientras el granjero y su familia hablan con vecinos y amigos junto a la chimenea, los pequeños juegan con los juguetes que les trajo el padrino de Clara, el señor Drosselmeyer. Ven cómo sucesivamente van apareciendo un arlequín, una muñeca bailarina y un oso polar.

Pero lo que no se esperaba Clara es que su padrino le obsequiara con un gran cascanueces en forma de soldado.

Todos se fueron a dormir menos la niña que en medio de la noche vio, entre sueños, cómo los juguetes cobraban vida.

Su sueño la llevó a ser atacada por el Rey de los Ratones (juguete de su hermano) y su banda de roedores. En medio del ataque el cascanueces llegó para rescatarla y se enfrentó al feroz enemigo.

Los roedores iban ganando por fuerza y número hasta que Clara entró en acción y de un zapatillazo ahuyentó al rey maligno. En ese momento el Cascanueces aprovecha para asustar a los demás y ganar la batalla.

Obra teatarl de El Cascanueces.

Y ya que estamos te contaré el final:

Una vez terminada la batalla el Cascanueces se convirtió en un bello príncipe (recordemos que estamos a principios de 1800) y la llevó a un reino de magia donde conocieron al rey y la reina de las nieves.

El origen de la historia

Te preguntarás, como yo, por qué nos aparece Rusia en la cabeza cada vez que vemos a un cascanueces.

La respuesta es simple, el autor original de la obra se llamaba Ernst Theodor Amadeus Hoffmann y había nacido en la antigua Prusia, actualmente parte de Rusia, Polonia y Alemania.

El autor se mudó de Königsberg (capital de la Prusia Oriental) a Berlín donde escribió la obra navideña.

Árbol de navidad. Pequeño muño de El Cascanueces.

Es por este motivo que nuestra puerta de hoy en el Calendario de Adviento Viajero nos llevará hasta Berlín, ciudad que influyó en parte en el libro de Hoffmann.

Años después el cuento sería reescrito por Alejandro Dumas bajo el nombre de El Cuento del Cascanueces. Finalmente en 1892 un compositor ruso llamado Piotr Ilich Chaikovski abriría las puertas para el famoso ballet.

Qué hacer en Berlín en época navideña

En El Blog de Viajes hemos escrito varios post sobre Berlín porque es una ciudad que nos atrae por su modernindad y su espíritu cosmopolita.

Ya te contamos cómo visitar Berlín en un fin de semana o nuestro consejo para visitar museos de Berlín.

Pero hoy quiero ir un poco más allá y recomendarte XX cosas que ver o hacer en Berlín en Navidad.

Visitar la puerta de Brandemburgo

Los famosos mercadillos

El mundo de los mercadillos navideños de Berlín es tan famoso y tan recomendado que no quería pasar por alto esta recomendación. Hay tantos y tan variados que hay muchísimas webs y hasta aplicaciones para el teléfono móvil para que puedas encontrar el que te quede más cerca si estás en la ciudad.

Los Weihnachtsmärkte son famosos en toda Alemania. Cada ciudad o pueblito del país tiene al menos uno, pero los de la capital atraen a viajeros de todo el mundo.

Puedes ver un poco más en la web oficial de Turismo de Berlín.

Sube a la torre de televisión

Si te gustan las luces en Navidad, si las calles te parecen todo un romanticismo y te derrites con cada parpadeo lumínico, imagínate verlas desde arriba.

Una buena opción es subir a la Torre de Televisión de Berlín para ver la ciudad en todo su esplendor.

Mi consejo es que reserves tiempo en tu agenda para hacerlo en el atardecer porque tendrás las mejores vistas, el cielo azul y las luces que comienzan a encenderse. Tu Instagram va a iluminarse.

Tómate un Glühwein

El Glühwein es una bebida que se toma caliente y que se elabora en base a vino tinto y especias típicas invernales que por lo general están compuestas de canela, clavo de olor, cáscara de limón y anís estrellado.

Para que tenga ese sabor tan clásico y atractivo se lo hace hervir junto con azúcar y las especias. Los mercadillos y muchos bares lo sirven durante todo diciembre.

Ve a patinar

Personalmente me suelo mantener lejos de las pistas de patinaje porque lo que menos hacen mis patines es tocar el hielo. Me caigo, me gano unos moratones y paso algo de frío.

Pero si lo tuyo es el riesgo o te deslizas como pingüino en la Antártida deberías ir a patinar.

Y te lo digo porque en Berlín encontrarás, al menos en estas Navidades, seis pistas de patinaje sobre hielo que van desde algunas pequeñas a otras que tienen hasta 400 metros.

Entre sus principales características es que puedes alquilar allí el equipo en el lugar y tienen una forma de anillo para que no pares nunca.

Luces en el Botánico

Hace poco descubrí que en muchas partes del mundo los Jardines Botánicos celebran la Navidad de una forma especial: con miles, miles de luces.

Berlín es una de esas ciudades donde su Botánico atrae muchas miradas, tanto de locales como de los viajeros.

Su personal no solo cuida los árboles y las plantas, sino que crean increíbles decoraciones con luces que van desde cortinas lumínicas, pasillos llenos de bombillas y hasta castillos como hologramas.

Si quieres saber más puedes visitar la web del Jardín Botánico de Berlín.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Excursiones en Berlín Ver Ahora