Bárcena Mayor, un pueblo detenido en el tiempo

Hay varios pueblitos repartidos a lo largo del planeta que se detuvieron en el tiempo o que parecen sacados de un cuento de hadas, pero la mayoría de ellos está teñido de la popularidad, la masificación turística y lo que parece casi un escenario hecho a medida. Sin embargo siempre, por suerte, hay sitios de ensueño que se mantienen casi intactos, como es el caso de Bárcena Mayor.

Visitar Bárcena Mayor, Cantabria
Pequeños rincones con encanto

Bárcena Mayor está ubicado en el municipio de Los Tojos en el valle del río Argoza, en Cantabria, tiene apenas 84 habitantes y conserva su aspecto montañés que atrae a los visitantes. La pequeña población, acondicionada con un aparcamiento en la entrada, calles peatonales y varios restaurantes y hostales ofrecen todas las comodidades al viajero.

Si bien el pueblo es muy pequeño hay mucho que hacer en Bárcena Mayor. Las pequeñas calles que en algunos casos no caben más de dos personas están cercadas por casas de los siglos XVII y XVIII adornadas por balcones de madera llenos de flores que miran al sur para aprovechar el sol.

Junto a sus dos calles principales podremos cruzarnos con los vecinos, las artesanías de la zona, hornos de pan, zaguanes, gallinas y alguna que otra vaca tudanca que hace sonar su campana mientras camina apacible. El recorrido no estará completo hasta que lleguemos a la iglesia de Santa María donde se puede apreciar la artesanía sobre madera de la zona.

Bárcena Mayor se encuentra dentro de la Reserva Nacional de Caza de Saja y a su vez es el único pueblo que está en el Parque Natural de Saja-Besaya por lo cual ofrece un atractivo único para hacer senderismo viendo los viejos árboles de roble y hayas, como también se puede caminar hasta el puerto de Palombera o simplemente dar un paseo junto al río.

Comer en Bárcena Mayor no es un problema. El pueblo será pequeño pero la variedad gastronómica es interesante. Tres son los sitios que destacan: restaurante La Solana, restaurante Río Argoza y el restaurante La Franca donde se ofrece el típico cocido montañés pero donde también se puede comer venado, jabalí, lechazo y cabrito al horno.

Dormir en Bárcena Mayor tampoco es un problema ya que hay ofertas para diferentes gustos y bolsillos. Una las las opciones es Reserva Verde es un alojamiento rural que ofrece habitaciones amplias y coloridas. Mientras que Posada la Franca ofrece, además de su restaurante, habitaciones para dos personas con conexión a internet y un toque rústico y elegante que la destacan.

Aun estando preparada para el turista, Bárcena Mayor no ha perdido su encanto, su humildad y sobre todo su alma de pueblo tranquilo que Cantabria donde descansar un fin de semana disfrutando de paisajes y mucha actividad.

[nggallery id=8]

Mira más sobre España

Cala con aguas transparentes vista desde arriba

Qué ver y qué hacer en la Costa Brava

Vista aérea de la ciudad con la catedral en primer plano.

La Semana Santa de Málaga, que no te la cuenten

persona cortando turron de almendras en Jijona

Calendario de Adviento Viajero: Homenaje a Jijona

muñecos comestibles de frutas secas en un mercadillo de Navidad

Calendario de Adviento Viajero: Los mejores mercadillos de Navidad sin salir de España

9 comentarios

    1. La verdad, Helena, que este viaje a Cantabria fue una de las mejores experiencias que tuve recorriendo sitios de España y esa localidad en especial tiene mucho encanto

    1. Yo conocía Santillana del Mar y si bien es como una postal lo hicieron tan turístico que parece un parque de atracciones, algo que casi no pasa con este otro que conserva su magia y encanto

  1. He ido varias veces a Cantabria, pero la verdad es que nunca he pasado por este pueblo… ni lo conocía!! Muy mal por mi parte!! Me lo apunto para la próxima vez que vaya por esa tierra.
    saludos

  2. Estuve allí! Es precioso!! Está sacado de un cuento. No es igual, sobre todo por el toque rural de este, pero me recordó algo a Brujas..por sus casitas, piedas,..desde luego tiene muchísimo encanto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *