Cruzar el puente de Brooklyn, una de las mejores experiencias en Nueva York

Si vas a viajar a Nueva York además de visitar la Estatua de la Libertad o subir al Empire State no puedes pasar por alto dedicarle un tiempo al puente de Brooklyn uno de los iconos de la ciudad que ofrece no sólo la posibilidad de contemplarlo desde lejos, sino que se puede cruzar caminando mientras vemos alejarse los rascacielos más famosos del mundo.

El primer consejo que te puedo dar es que no te gastes dinero. Hay un tour GRATIS en Nueva York que no todo el mundo conoce. Es en en español y gratuito pero tienes que reservarlo antes de ir. Puedes reservarlo aquí

Cruzar el puente de Brooklyn

El puente visto desde Brooklyn

Películas, cuadros, series de televisión y hasta paquetes de galletas llevan su imagen, es tan famoso que todos los visitantes de Nueva York quieren ver esta obra que separa Manhattan de Brooklyn y que durante mucho tiempo fue el puente colgante más largo del mundo.

Consejos para caminar sobre el Puente de Brooklyn

Para llegar hasta la zona sureste de Manhattan, donde comienza el recorrido, se pueden utilizar diferentes transportes aunque lo más recomendable coger el Metro hasta la Brooklyn Bridge Station y al salir nos encontraremos con él a simple vista.

Cruzar el puente de Brooklyn

La cima del puente

El puente, que se terminó de construir en 1883 mide 1.8 kilómetros y hay dos tipos de visitantes: los que optan por cruzarlo de punta a punta y aquellos que prefieren llegar hasta la mitad para contemplar desde lo más alto las vistas del Skyline. Si os habéis inclinado por la primera opción lo mejor es ubicarse en la zona costera de Brooklyn y ver desde allí el puente y los edificios (mucho mejor si se hace durante la noche) teniendo una imagen completa. Si sólo vais hasta la mitad del puente podéis posar para vuestras cámaras en cualquiera de los dos pilares centrales desde donde la visión es muy buena.

Una de las mejortes formas de conocer esta zona es optar por un tour como este donde conocedores del lugar te muestran las diferencias en una ciudad gigante

Cruzar el puente de Brooklyn

Cruzar el puente de Brooklyn

En medio del puente

Entre bicicletas

El puente está dividido en dos partes: la parte inferior está destinada a los coches que circulan entre Manhattan y Brooklyn  y la parte superior que se reserva exclusivamente para peatones, unos coches pequeñitos de la policía y las bicicletas, una potencial aliada de los accidentes.

Generalmente quienes cruzan en bici por el puente son personas que viven en alguna de las dos partes por lo cual el turismo no es su objetivo, sino que quieren llegar a casa cuanto antes y ese cuanto antes se traduce en que bajan a velocidades de Meteoro en su bólido. El camino está perfectamente delimitado con pintura blanca indicando por qué parte se puede caminar y por cual ir en bicicleta, por eso si el peatón se sale de su línea es bajo su propia responsabilidad y nadie le garantiza que no se vaya de allí viendo muchas luces, y no necesariamente la de los edificios.

Cruzar el puente de Brooklyn

El puente desde un barco

No se tarda mucho, unos 25 minutos. No es inaccesible, se llega en Metro. No es caro, su tránsito es gratuito. Y no es una oportunidad que el viajero deba dejar pasar porque esa caminata será un recuerdo que guardará como una postal de su viaje a Nueva York.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 4,50 de 5)
Cargando…

6 Comentarios.

  1. Es una preciosidad de puente, y tantas veces que lo hemos visto en películas, series y demás, que es normal tenerlo como un auténtico icono de la ciudad de NY.

    Esperamos recorrerlo pronto, a ver cuando nos damos un paseo por allí :)

  2. Hermoso puente! Sólo me imagino la increíble vista que se debe tener desde el puente! Espero poder visitarlo un día junto a mi familia!

  3. Caminamos de mañana el puente, entre lluvia y viento , una construcción impresionante y una panorámica de película, faltan las palabras, es una emoción inmensa llegar allí . 2019 .

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *