Kelpies, los caballos que te ahogarán si intentas montarlos

kelpies

Cuando vamos desde Edimburgo a Stirling, a la altura de Falkirk vemos desde la carretera dos esculturas impresionantes que representan dos majestuosas cabezas de caballos, plateadas y llenas de vida. Con sus treinta metros de altura, son sin duda una de mis vistas preferidas de Escocia, y eso ya es decir, porque si este país destaca por algo, es por tener unos paisajes que quitan el aliento.

Esas esculturas no representan a unos caballos (a pesar de ser la escultura equina más grande del mundo!) sino que en realidad son dos kelpies. Los keplies son unos seres mitológicos de Escocia que en realidad son espíritus que habitan en el agua y cambian de forma. Normalmente están en los lagos y casi siempre toman la forma de un caballo grande y negro, aunque tambien pueden aparecer como humanos fácilmente reconocibles porque tienen cascos en lugar de pies.

Cuando estos caballos se encuentran con alguna persona parecen buenos y apacibles, pero si la persona intenta montarlos o dominarlos de alguna manera, el kelpie arrastrará al humano al interior del lago, donde lo devorará hasta la muerte. Si un niño se le acerca para darle de comer, la mano del niño quedará pegada al kelpie, y nuevamente este lo arrastrará hacia su muerte, siendo la única forma de salvarse cortarse un dedo.

Hoy en día se cree que esta leyenda proviene de alguna historia que se inventó para que los niños no se acercaran al borde de los lagos a jugar con el peligro que eso puede conllevar. Ya me imagino yo a esas abuelas gritando «que viene el kelpie!» mientras en niño corre despavorido al interior de la casa.

Afortunadamente, estas esculturas no son tan peligrosas como los kelpies reales. Andy Scott, que es el artista que las llevó a cabo, utilizó acero para hacerlas y cada una pesa nada más y nada menos que 300 toneladas. Para visitarlas podéis acercaros desde Edimburgo en una excursión de medio día y hay que destacar que verlas por fuera es gratuito y siempre hay una furgoneta que vende creps y cafés cerca. Tambien hay tours guiados que te explican todo sobre el proceso de construcción y muchas otras cosas y además te permiten entrar en su interior. Sea como sea que decidáis verlas, nuestra recomendación es que coincida con el atardecer, ya que la luz rosada reflejándose en su estructura es simplemente maravillosa.

Mira más sobre Escocia

Viajar a isla de Arran, casa solitaria junto a una playa

Guía para viajar a isla de Arran

Ferry frente a la isla de Arran

Cuando subí a un ferry con bici y sin ticket

Un señor en un bote en un canal rodeado de árboles muy verdes.

Pedaleando bajo la mirada de Wallace

Viajar en bicicleta - Yo frente a los Kelpies con la bici de fondo

Siempre seguimos hacia adelante

Comenta sobre “Kelpies, los caballos que te ahogarán si intentas montarlos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *