Poni de las islas Shetland.

Consejos para viajar a las Shetland

Viajar a las islas Shetland en Escocia puede ser uno de las mejores experiencias que tengas en tu vida. Pero vas a necesitar ir con una mente abierta y con un gran cambio en la manera de viajar.

Si eres de las personas a las que les gusta correr, ver muchas cosas en un mismo día y no bajarse demasiado del coche, ve a otro sitio. Tal vez las Shetland no sean para ti.

Hay cosas que debes saber antes de visitar las Shetland. Yo lo tengo más claro ahora, después de estar allí varios días, de hablar con muchos pobladores y por la experiencia propia.

Aquí va un pequeño resumen si quieres ser una aventurera o aventurero.

Imagínate que es otro país

Con sus 22 mil habitantes las islas Shetland está ubicada en el extremo norte de Reino Unido. Esa distancia las convierte en un destino individual, como si se tratase de otro país.

Playa con aguas de color turquesa en las Shetland.

Piensa en las islas Shetland como un viaje a otro país y no como parte de Escocia. No puedes dedicarle menos de 5 días o una semana.

El trayecto es largo, los tiempos allí son lentos y lo que querrás visitar va a estar tan desparramado que no te alcanza con pocos días.

Los horarios son diferentes

Creo que voy a insistir con eso de que es un viaje lento. Es mejor que lo sepas de antemano.

Tal vez una de las cosas más bonitas que tienen estas islas es que el viajero se tiene que adaptar al lugar y el lugar no se adapta al viajero. ¡Al fin!

Si esperas ir a cenar a las 7 u 8 de la noche, olvídate. “Aquí dicen que cierran las cosas a las 5 pero a las 4 a veces ya no encuentras gente entonces los comercios cierran las puertas”, me dijo una persona. Y es verdad.

Me he visto comprando cosas en el supermercado para comer en el alojamiento o cenando a las 4 de la tarde.

La gente es muy amable

Nunca saludé tanto en la calle como lo hice por los campos, en las pequeñas villas o en la capital, Lerwick.

De 20 personas que me cruzaba en la calle 19 me decían “hola” o “buenos días” y el otro sólo movía la cabeza. Siempre con una sonrisa.

Eso sin contar las veces que me detuve a hablar con completos extraños que podían contarme su vida.

El Slow Travel reina aquí

Ya lo dije al principio y lo repito. Ve con tiempo, déjate llevar por el ritmo de los campos, de la gente y de la naturaleza. No corras.

Estuve sentado 3 horas junto a ovejas y aves en una isla sin habitantes. El sol de otoño lo pude sentir mucho mejor que en otros momentos, la llovizna también.

Banco con vistas a una pequeña isla.

Estuve jugando y haciendo mimos a un par de ponis más de media hora.

Me senté frente al mar a hacer nada durante 2 horas.

Mindfulness y meditación son una realidad en las Shetland aún cuando no las busques.

Te vas a mojar

Asúmelo, estás entre el Mar del Norte y el Mar de Noruega. El clima no es el mejor del mundo y aún cuando sea verano, te vas a mojar.

Pero como decimos en los países del norte: “el mal clima no existe, existe la mala ropa”.

Barco pesquero cruzando frente a las costas de Lerwick.

Mi consejo es que lleves ropa de los pies a la cabeza para que aguante el agua. Yo llevé un chubasquero que me mantuvo seco la parte de arriba, un pantalón impermeable y unas botas de trekking resistentes al agua.

También es aconsejable llevar una funda impermeable para tu mochila o tu bolso.

Si estás pensando en un paraguas, olvídalo. Aquí las personas no lo usan porque el viento es tan fuerte a veces que tu paraguas va a terminar en Groenlandia.

Estás liberado a caminar por los campos 

He caminado una media de 20 kilómetros diarios entre carreteras vacías, islas sin gente y campos, muchos campos. Aquí, en las Shetland está permitido caminar entre los campos, aunque hay ciertas reglas.

Escalera entre alambradas para cruzar entre campos.

  • Si vas a viajar con un perro debes llevarlo con correa siempre.
  • No debes molestar a las ovejas ni a otros animales. Aún cuando la foto sea bonita, déjalos en paz y haz esas fotos desde lejos.
  • Para cruzar entre los muros o alambradas debes utilizar las pequeñas escaleras que se construyeron para eso.
  • Si usas un portón, ciérralo siempre.

La basura es un problema, llévatela

El mundo está lleno de basura y las pequeñas villas de las Shetland no necesitan más. Si vas a generar basura no alcanza con que simplemente no las tires al suelo. Es preferible llevarla.

Cartel que indica la dirección a la playa con un tractor de fondo.

¿Por qué?

Porque procesar un trozo de plástico da mucho trabajo y limita las capacidades de los isleños. Si visitas una isla en las Shetland, por ejemplo, guarda toda la basura no reciclable que puedas y déjala en un contenedor en una ciudad más grande, como Lerwick, por ejemplo.

Mira más sobre Escocia

Foca tomando el sol sobre una roca.

Lerwick, donde la belleza es algo común

Imagen del mar y picos rocosos como uno de los sitios que ver en Escocia.

100 sitios que ver en Escocia en vídeo

Viajar a Escocia

Seis cosas que hacer antes de viajar a Escocia

Visitar Glasgow arquitecto Mackintosh

Visita Glasgow de la mano del arquitecto Mackintosh

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *