Personas en la playa Bondi Beach celebrando navidad.

Calendario de Adviento Viajero: Navidad en el sur del mundo

Si vives en España o en algún país del hemisferio norte para ti la Navidad es una época fría, con cenas a puertas cerradas y abrigo hasta el cuello. Pero ¿Cómo es pasar navidad en el sur del mundo? Allí donde el verano está dándolo todo.

Hoy le abrimos la puerta de nuestro Calendario de Adviento Viajero a las Navidades en el sur del mundo, unas fiestas calurosas y muy diferentes.

Calor, mucho calor

Diciembre es uno de los meses más calurosos que existen en la mayoría de los países que se encuentran hacia el sur del mundo. No por nada las playas se llenan y los aires acondicionado no descansan.

Jóvenes en Bondi Beach celebrando navidad.

Pero eso no detiene a la Navidad “invernal”.

Si entras en un centro comercial en Argentina o en Chile, por ejemplo, te podrás encontrar a un señor arropado como Santa Claus (sí, con abrigo) y atiende a niños mientras le corre una gota de sudor por la frente. Todo ello con una nieve ficticia cayendo del cielo.

Afuera la temperatura supera sin problema los 30 grados y adentro hay que simular que es invierno. ¿Por qué? Porque la televisión y el cine nos enseñó que las Navidades son blancas y nevadas o no son nada.

En algunos casos son un poco más amistosos con las personas que hacen de Santa Claus y los dejan vestirse con camisas de mangas cortas y bermudas. Eso sí, el gorro calentito sigue presente.

Comida fresca y al aire libre

Un capítulo aparte merece la comida en los países donde el calor agobia.

Mientras en Europa se piensa en sopas, mariscos calentitos y platos que calmen el frío, en los países del sur la Navidad es una invitación a comer platos lo menos caliente posible.

En Argentina, por ejemplo se hace un asado y se comen grandes porciones de ensalada de verduras o ensaladilla rusa.

Es todo un clásico también tomar de postre panettone (por la influencia italiana) y ensalada de fruta (macedonia) bien fresquita.

En Chile mientras se espera al “Viejito Pascuero” (nombre popular para Santa) se come pollo o pavo asado, al panettone lo llaman pan de pascua y se bebe ponche de chirimoya.

Muñeco de Santa Claus veraniego.

En Brasil no se hace absolutamente nada especial en la víspera. El 24 de diciembre es un día más y lo especial llega en la comida del 25 después que los niños abrieron sus regalos. Generalmente se come barbacoa con hortalizas o ensaladas.

Una amiga sudafricana me contó que su familia sigue la tradición del país y hacen patatas asadas y barbacoa, pero si hace calor usan las patatas para hacer ensaladas frías.

Regalos y costumbres

En la mayoría de los países la presencia de Santa Claus es más fuerte que la de los Reyes Magos por lo cual la Navidad es un día especial lleno de regalos.

Pero a diferencia de otros países, el calor empuja a que incluso los más pequeños estén despiertos hasta medianoche.

Cuando el reloj da las 12 todos corren al árbol a mirar qué sorpresa tienen.

Persona negra en una selva llevando en bicicleta a un señor disfrazado de Santa Claus.

En Chile los niños son acompañados por un adulto minutos antes de la medianoche a dar una vuelta por el vecindario arrastrando una maleta vacía. Esta es una costumbre muy viajera en la que se pide que el año siguiente comience con muchos viajes. Cuando regresan del paseo el árbol ya tiene los regalos.

En Argentina te enterarás que es medianoche porque a todo el mundo le da por hacer explotar cohetes o petardos y cuanto más ruidosos más contentos se ponen.

En general en la mayoría de los países de Sudamérica, pero también entre los cristianos de Sudáfrica o en Australia la festividad se pasa en familia y si puede ser al aire libre se agradece.

Mejores sitios donde pasar Navidad en verano

Es difícil escoger sólo un país donde puedes pasar la Navidad en verano y cada uno tiene su tradición pero he intentado resumir los que más atractivos pueden resultar.

Bahía y el iemanjá

La Navidad en Brasil es una comida muy copiosa el 25 al mediodía, por lo general al aire libre. Pero lo más interesante en las fiestas navideñas es esperar el año nuevo. Allí se mezcla la tradición cristiana con la que trajeron los esclavos africanos.

Lo podrás ver en la celebración de Iemanjá, cuando a medianoche y vestidos de blancos los participantes se meten al mar y hacen ofrendas florales a esta diosa, madre de todos los Orishas. Se le pide que entregue riqueza espiritual y material.

Bailes afros y carnavales en Perú

La localidad de Ica, en Perú, tiene una influencia africana muy rica y eso se observa también en navidades.

Afroperuanos celebrando navidad en Perú.

Los participantes (afroperuanos descendientes) mezclan música muy rítmica y un pesebre viviente donde casi todos los actores son negros.

A la playa en Sídney

Los australianos tienen mucho calor casi todo el año y en verano la cosa se pone más intensa. Por eso durante el 25 y el 26 muchos de ellos van a la playa a refrescarse y a pasárselo bien.

Bondi Beach es el sitio escogido por excelencia en la ciudad donde pueden llegar a juntarse más de 40.000 personas con el fin de bañarse, hacer un picnic o una barbacoa y hacer amigos nuevos de cara al año que comenzará.

Muñecos de arena en Sudáfrica

En Sudáfrica no hay nieve pero hay ingenio y ganas de imitar la imagen idílica que se acostumbra ver en las películas. Por eso en lugar de hacer un muñeco de nieve optan por la versión de arena.

Muñeco de arena similar al de nieve en Sudáfrica.

Sí, como oíste. Si viajas a este país en Navidad podrás ver cómo hay varios muñecos en las playas. Algunos van un poco más allá y tienen arena en el frente de su casa para hacer estos muñecos.

Mira más sobre Viajes

Vista interior el techo de la casa Batllo

8 sitios que ver en Barcelona en un fin de semana

Rasones para viajar a Estados Unidos

Qué documentación se necesita para viajar a Estados Unidos

Letonia cupula dorada riga

Calendario de Adviento Viajero: Letonia y sus poemas

Que ver Birmingham - Tienda de colosinas

Calendario de Adviento Viajero: qué regalar a los locos por los viajes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *